DEXTROSE MAG #1 gender y sexualidad

DEXTROSE es una revista periodística argentina que mezcla crónicas, ensayos con una pata fuerte en el arte contemporáneo. Nos interesa explorar diferentes formas de mirar el mundo desde la ciencia, la filosofía y el arte. Queremos poner el foco en  los feminismos, las disidencias y sobre todo en quienes se rebelan contra el sistema capitalista y patriarcal. La revista DEXTROSE tiene como objetivo explorar temas en en profundidad con el deseo de que otrxs se puedan inspirar.

$ 900.00

Add to wishlist Adding to wishlist Added to wishlist
SKU1000 Category

Editada por Tali Goldman
Diseño por Lamas Burgariotti
Dirección por Roos Rademaker
Diseño de logotipo: Germán Bardo
Impreso en: Taller Estrama, Buenos Aires
Apoyado por: Prince Claus Funds

ESCRITORES

  • Tamara Tenenbaum
  • Catalina Reggiani
  • Marina Mariasch
  • León Llach Mariasch
  • Danila Saiegh
  • Natalia Saralegui Ferrante
  • Celeste Moretti
  • Valeria Durán
  • Griselda Flesler
  • Mariel Martínez
  • Gaba Najmanovich
  • Lilián López Camberos
  • Analía Fernández Fuks
  • Flavia Fiorio

ARTISTAS 

  • Valentin Demarco
  • Nina Kunan 
  • Mauricio Poblete 
  • Julieta Pestarino
  • Diego Bianchi
  • Mariana Papagni
  • Muluk Fotografia 
  • Antonella Agesta
  • Zoe Di Rienzo
  • Constanza Giuliani
  • Expresion Mole + artístxs convocadxs

A modo de presentación

Estamos en 2020. El Y2K pasó hace veinte años y seguimos vivxs. El mundo no explotó, las computadoras no tomaron el control. La tierra sigue girando sobre su propio eje y una vez por año podemos decir que le dimos otra vuelta al sol. La luna nos sigue mirando con su cara agrisada, los pajaritos siguen cantando antes de que salga el sol, en invierno hace frío y en verano hace calor. Desde este enfoque macro, todo sigue igual. Desde un enfoque micro podríamos decir que también. Los femicidios siguen siendo moneda corriente. Según datos de MuMaLá, en los últimos diez años, el número de femicidios en suelo argentino fue de 2.749; en 2019, con 284 casos registrados, hubo una víctima cada 31 horas. En Argentina la brecha salarial es del 25% hace dos décadas de acuerdo a un informe de la OIT. Y sí, el aborto todavía no es legal. Ante esta coyuntura pesimista, aparece el hartazgo no como una emoción desmotivante, sino como un estandarte que impulsa al cambio. La palabra harta se resignifica en la lengua feminista y se convierte en motor de cambio. Lo que para muchxs puede ser un aglomeramiento de cinco letras, en el léxico feminista es la llave de contacto que habilita a un reclamo desvergonzado, empoderado, casi que poseído.

No necesitamos un microscopio para ver que, si bien el patriarcado sigue vigente, hay un pedazo del sistema que ya se cayó. Un conglomerado de células se multiplicó y creció y se desprendió y hoy tiene una vida tan propia como independiente. Aún sin una lente de aumento se ven los efectos del movimiento que reúne a mujeres y disidentes. El levantamiento de estos cuerpos insurgentes se materializa en las ciudades, en las pantallas, en las playas, las montañas y el campo. Fortalecido por las demostraciones y debates que definieron al 2018 como un año de feminismo optimista gracias a la entrada al Congreso de la Ley de Interrupción Legal del Embarazo y su posterior anulación, este movimiento se convirtió en una realidad ineludible que aúna edades, clases, proveniencias y deseos.  

En Argentina los feminismos son tan objetos como medios. Es un movimiento que no sólo define sino que también da soporte. En tanto medio, se ocupó de abrir espacios de expresión donde tanto el pensamiento crítico como el reclamo se cristalizan a través de manifestaciones estéticas. Las ideas se hacen contenido sin importar el estilo: acá lo que se pone en relieve es el qué y no tanto el cómo. El valor se gana a través del mensaje. El peso de la línea, la densidad de la guitarra, la velocidad de la imagen, el material en el que se produce, todas pasan a otro plano, el de dar soporte a un grito. Ante la variedad de expresiones, el feminismo se hace obra y empapa a toda la sociedad con sus infinitos puntos de vista. Aparece tanto en marchas como en galerías, pantallas y editoriales.

Este, el primer número de Dextrose Magazine, busca liberar todos estos puntos de vista en un espacio y ponerlos en diálogo con el objetivo de generar una perspectiva amplia. A través de estas XXX páginas no buscamos bajar línea ni llegar a conclusiones. Nuestra búsqueda es abrir una ventana que dé cuenta de un momento histórico, político y social dentro del ámbito argentino. En las próximas páginas, queridx lectorx, vas a encontrar los interrogantes y las voces que definen un ahora y plantean un mañana donde los géneros, las sexualidades, los cuerpos, las individualidades se redefinen bajo un paradigma diverso, inclusivo, no binario. 

Ante esta nueva coyuntura aparece la pregunta de cómo embeber un proyecto en la ideología ¿cómo hacer eco de la realidad ideológica contemporánea en estas hojas? ¿Cómo generar contenido dejando de lado los binarismos? La respuesta aparece en la intersección de la integración y el pensamiento crítico. DEXTROSE es una revista de lectura consciente que dialoga con la voracidad de las plataformas sociales. Somos la reflexión del papel y la vorágine digital. Somos inclusivxs desde la práctica del lenguaje, desde el soporte y desde las temáticas. Hasta acá sentamos las bases, ahora lxs invitamos a leer y construir con nosotrxs.